ANTES DE EMPEZAR

En esta página te presentamos algunos conceptos a tener en cuenta para trabajar la salud comunitaria: determinantes sociales de la salud, inequidades en salud, participación comunitaria y activos en salud.

¿QUÉ ES LA SALUD COMUNITARIA?

Salud comunitaria es el conjunto de actuaciones destinadas a mejorar la situación de salud de la comunidad en sus dimensiones físicas, psicológicas y sociales, que actúan por medio de la capacidad colectiva de adaptación positiva a los cambios del entorno. Así lo recoge la Ley 16/2010, de 28 de diciembre, de salud pública de las Illes Balears. La salud comunitaria es un eje prioritario de la Estrategia Social de Promoción de la Salud de las Illes Balears 2016-2026.

La salud comunitaria supone que la comunidad y los profesionales que trabajan sumen esfuerzos para mejorar la salud y el bienestar de la comunidad y de reducir las inequidades sociales. Se trata de:

A la hora de trabajar en salud comunitaria es necesario que todos hablemos el mismo idioma. Para ello debemos tener en cuenta los conceptos que te presentamos a continuación: determinantes sociales de la salud, inequidades en salud, participación comunitaria y activos en salud.

Te invitamos a conocer otros conceptos de interés para tu Proyecto de Intervención Comunitaria en nuestro glosario.

1.¿QUÉ SON LOS DETERMINANTES DE LA SALUD?

Los determinantes de la salud son un conjunto de factores personales, sociales, sanitarios, económicos y ambientales que condicionan el estado de salud de los individuos y las poblaciones en la que conviven.

Los determinantes sociales de la salud son las circunstancias en que las personas nacen, crecen, viven, trabajan y envejecen, incluido el sistema de salud.

Estas circunstancias son el resultado de la diferente y, a veces injusta, distribución del dinero, el poder y los recursos a nivel mundial, nacional y local, que depende a su vez de las políticas adoptadas.

2.¿QUÉ SON LAS INEQUIDADES EN SALUD?

La equidad en salud implica la capacidad de lograr el máximo potencial de salud independientemente del grupo social al que pertenece. No es lo mismo equidad que igualdad.

Las inequidades en salud o desigualdades sociales en salud son aquellas diferencias en salud que se producen entre grupos de población definidos por factores sociales, económicos, demográficos y/o geográficos, que son sistemáticas, injustas, y tienen un origen social (en el sentido más amplio de la palabra) y, por lo tanto, son modificables.

La equidad en salud implica que "idealmente cada persona debería tener una oportunidad justa para alcanzar su potencial completo de salud, y más pragmáticamente que nadie debería estar en desventaja para alcanzar este potencial siempre y cuando esta desventaja pueda evitarse", según la definición de la Organización Mundial de la Salud en 1986.

Si bien existen diferencias en salud por razones genéticas, hereditarias, etc., la mayoría de las diferencias en salud en las poblaciones se deben a causas que tienen que ver con factores políticos, económicos, sociales y culturales, de modo que las personas en las escalas más desfavorecidas tienen una menor disponibilidad de recursos fundamentales como agua limpia, alimentos, vivienda, un trabajo digno, y un medio ambiente físico y social saludable.

Las inequidades en salud afectan a las diferentes personas y grupos en función de distintos ejes de desigualdad como pueden ser la edad, el género, la clase social, etnia, migración, diversidad sexual, funcional, territorio etc. Además, estos ejes se entrecruzan entre sí (mujer inmigrante en una zona rural o persona mayor, con movilidad reducida de clase social baja).

Este marco de determinantes sociales condiciona que las intervenciones frente a las inequidades en salud deben llevarse a cabo en distintos niveles de intervención para que puedan ser efectivas. Esto incluye:

flecha Intervenciones individuales para modificar estilos de vida

flecha Modificaciones del contexto social y los entornos

3.¿QUÉ ES LA PARTICIPACIÓN COMUNITARIA EN SALUD?

Es un proceso en virtud del cual los individuos y las familias asumen responsabilidades en cuanto a su salud y bienestar propio y los de la colectividad y mejoran la capacidad de contribuir a su propio desarrollo y el comunitario.

La participación comunitaria en salud es una toma de conciencia colectiva de toda la comunidad sobre aquellos factores que frenan el crecimiento, mediante la reflexión crítica y la promoción de formas asociativas y organizativas que facilitan el bien común.

El objetivo es llegar a conocer mejor su propia situación y a encontrar incentivos para resolver sus problemas comunes. Esto les permite ser agentes de su propio desarrollo, en vez ser beneficiarios pasivos de la ayuda al desarrollo.

Este término, por tanto, describe un conjunto complejo de procesos en los que se involucra a la gente para aumentar los niveles de vida, la productividad y conseguir objetivos políticos y sociales.

4.¿QUÉ ES UN ACTIVO PARA LA SALUD?

Un activo para la salud se puede definir como cualquier factor (o recurso) que mejora la capacidad de las personas, grupos, comunidades, poblaciones, sistemas sociales e instituciones para mantener la salud y el bienestar, y que les ayuda a reducir las desigualdades en salud. (Morgan y Ziglio, 2007).

¿POR DÓNDE EMPEZAMOS?

Cuando trabajamos en salud comunitaria, podemos encontrarnos con tres escenarios posibles. Te los explicamos y te indicamos cómo empezar, según sea vuestro caso.